Acerca de aunciertopunto

Con pasiones dispares: Tecnología, Comunicación, Política, Cocina y Música. Me gano la vida dirigiendo a un galardonado equipo de Atención al Cliente. Autodidacta y lector empedernido, sueño con una Ciudad, un País y un Mundo mejor.

Cómo sustituir la Mantequilla por Aceite en las recetas de Repostería

En esta onda de intentar comer de forma más saludable, me he llevado no pocos fiascos intentando sustituir ingredientes, sobretodo a la hora de sustituir la Mantequilla por Aceite. Lo peor fue intentar hacer una masa tipo brioche que “escupía” aceite cada vez que intentaba manipularla. 

A mi rescate llegó este post del Blog Giallo Zafferano, que explica en forma sencilla cómo sustituir la Mantequilla por Aceite (de semillas o de oliva) sin morir en el intento.

María nos explica que la proporción optima de sustitución matequilla-aceite es de 80%, es decir 10 a 8 o, dicho de otra manera, cada 100 g de mantequilla se pueden sustituir perfectamente con 80 g de aceite.

Dicho así puede sonar complicado, pero créanme que no lo es. Existe una fórmula matemática que nos ayudará a calcular la proporción exacta, dependiendo de la receta:

Cantidad de Mantequilla requerida por la Receta * 80/100

Por ejemplo: si la receta establece que hacen falta 150 g de mantequilla y queréis sustituirla por aceite, hay que multiplicar 150*80/100,  lo que os dará un resultado de 120 g de aceite en sustitución de 150 g de mantequilla.

Si se quiere ser perfeccionistas, habrá también que tomar en cuenta que la tasa de hidratación de la mantequilla es diferente a la del aceite, básicamente porque la Mantequilla contiene, aproximadamente, un 20% de agua mientras que el Aceite apenas roza un 1%. Por lo que habría que ajustar la proporción de líquidos (agua, leche, nata, huevos, etc.) añadiendo unos 18 g de líquido por cada 100 g de Mantequilla previstos por la receta original.

Si no queréis romperos mucho la sesera, la tabla* a continuación contiene las sustituciones para las proporciones más habituales de Mantequilla encontrada en las diferentes recetas:

tabella-conversione-burro-olio.jpg

Espero que os sea de tanta utilidad como a mi.

* Burro = Mantequilla / Olio = Aceite

Anuncios

Crema Casera de Cacao y Avellanas

IMG_0954.jpg

Todo empezó siguiendo en Instagram a Ana Cristina mejor conocida como @laasaltante de Dulces y a @cocinandosabores quienes lanzan el reto de hacer una Crema de Cacao y Avellanas casera, para usar en diferente recetas o para comer directamente del tarro vamos 😛

“Da buon italiano” poner en entredicho a la tradicional Nutella del Signor Pietro Ferrero es casi un sacrilegio. Sin embargo, siempre me han gustado los retos y hace tiempo que pensaba a una alternativa, sin tantos aditivos (la Nutella de nuestros días desafortunadamente los tiene a manos llenas) y sin azúcares refinados.

Después de estudiar muchas recetas, encontré ésta de de Ella Mills (@deliciouslyella), que en realidad es una actualización de una receta más complicada que proponía ella, anteriormente, con Dátiles y otros ingredientes. Esta versión me cautivó por su simplicidad (sólo 3 ingredientes).

IMG_0950.jpgIngredientes:

2 Tazas de Avellanas (380g apróx.)
1/2 Taza de Sirope de Arce
3 Cucharadas de Cacao en Polvo

Preparación:

Pondremos las Avellanas en una sarten a fuego medio por unos10 minutos, controlando de tanto en tanto que no se nos vayan a quemar, de lo contrario cogerían un sabor amargo.

IMG_0947.jpg

Si compras las Avellanas ya tostadas 3-5 minutos serán suficientes para que tomen temperatura y se liberen los aceites esenciales que necesitamos para la crema. Una vez fuera del horno las dejaremos enfriar a temperatura ambiente. Estando todavía tibias podemos pelarlarlas si queremos una crema más lisa, aunque también podemos dejar la piel para aprovechar todos los nutrientes de este fruto. En este caso la crema tendrá una textura algo más grumosa.IMG_0948.jpg

Seguidamente, pondremos las Avellanas en una procesadora donde las trabajaremos por unos 10* minutos hasta obterner una crema de una textura similar a la Mantequilla de Cacahuetes.

IMG_0951.jpgPasaremos la crema a un bol, donde añadiremos poco a poco el Sirope de Arce, asegurándonos de ir mezclando constantemente hasta que los dos ingredientes se combinen. Luego haremos lo mismo con el Cacao en Polvo (ojo, para esta receta no nos vale ni el ColaCao ni el Nesquick, tampoco hace falta rascarse mucho el bolsillo, el del mercadona sale a unos 3€ el bote de 250g ), añadiendo una cucharada a la vez y mezclando constantemente hasta obtener una Crema espesa y lisa.

Guardándola en un recipiente hermético puedo durar hasta dos semanas en el frigo**.

Espero vuetros comentarios si probais la receta. Y si subís las fotos a Instagram podéis etiquetarme @AngelCocinero y usar la etiqueta del reto #estosieslacremdelacrem

* A menos que tengas una procesadora muy potente, te recomiendo que hagas pausas cada 30 segundos para bajar, con una espatula o cuchara, la pasta que se va quedando en las paredes del recipiente y para que el motor de la procesadora descanse, no nos la vayamos a cargar. Y si tienes una batidora “low cost” (como la mia) o que ha visto tiempo mejores, te recomiendo seguir el consejo de @CocinandoSabores y triturar un poco las Avellanas con la ayuda de un mortero o disponiéndolas en un paño de cocina para luego machacarlas con un rodillo. Tu procesadora/robot de cocina te lo agradecerá 🙂

IMG_0949.jpg

**Antes de usarla habrá que dejarla unos minutos fuera del frigo para que coja temparatura y vuelva a ser maleable.

Nota final: El resultado que obtendréis siguiendo esta receta, y procesando las Avellanas con un batidora de mano como la de las fotos se parece más a una pasta compacta (parecida al mazapán), que al de una crema fluida como la “Nutella”. Podéis intentar otro truco de @cocinandosabores que es el de pasar la Crema resultante por un colador de malla fina, para obtener una consistencia más refinada. Eso sí, el sabor y el aroma es espectacular, de los dos botes que salieron de la receta, uno ya se “evaporo” a cucharadas 😀

Focaccia Rellena a la Sarten (Sciué Sciué)

Focaccia Ripiena in PadellaLa Cena suele ser el único momento del día que, en casa, compartimos juntos alrededor de la mesa.

Por eso, trato que cada Cena sea nutritiva a la vez que original. Y, ahora que va cambiando el clima, mi familia también agradece que se trate de un plato calentito y reconfortante.

Pero, también es cierto, que el ritmo de vida que llevamos hace que cada vez tengamos menos tiempo para dedicarle a la preparación de esta importante comida. De allí lo de Sciué Sciué que en dialecto Napolitano se refiere a algo que se hace rápidamente, con simplicidad, sin tomárselo muy en serio, pero con un resultado muy satisfactorio.

Esta Focaccia Rellena a la Sartén, es una receta tomada del Blog de ChiaraPassion que podemos montar en el tiempo que le tomará, a alguno de los comensales, ayudarnos a poner la mesa.

Ingredientes:

Para la Masa:
250 g de Harina de Trigo
100 ml de agua
50 ml de leche (sustituible por cualquier alternativa vegetal)
1/2 sobre (o 1 cucharadita) de Polvo de Hornear
1/2 cucharadita de Azúcar
1 Cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra
1 cucharadita de sal

Para el Relleno:
(Propuesta)
100 g de Jamón Cocido
80 g de Queso Mozzarella
Una taza de Espinacas ya cocidas

Preparación:

En un bol añade la harina (si se te dan bien los cortes, yo suelo usar 1/5 de Espelta y el resto de Trigo), el polvo de hornear, el azúcar y la sal; añade el agua, la leche, el aceite y mezcla hasta obtener una bola de masa compacta.

Pasamos la masa a la superficie de trabajo, a la que habremos espolvoreado con un poco de harina. Divide la bola en dos partes, asegurándote que una parte sea más grande (la base) que la otra (la tapa).

Extiende las dos partes de la masa, hasta formar dos discos de 2 a 3 milimetros de grosor. Engrasa la sartén (yo uso una de 26cm de diámetro) y posiciona el disco base como si fuese una tarta.

Es el momento del relleno, en este caso escogimos Jamón Cocido, Espinacas y Mozzarella. Aunque en realidad puedes dar rienda suelta a tu imaginación, la de la imagen que encabeza este post está rellena con un guiso que me había sobrado de Secreto de Cerdo y Aceitunas, la única precaución sería asegurarse que el relleno no tenga mucha agua/salsa, para que no rompa la masa.

Una vez tengamos en relleno sobre la base, colocaremos la “tapa” y sellaremos plegando los bordes de la base, hacia adentro y por encima de la tapa. Haremos también unos agujeros a la tapa con un tenedor para que se escape el vapor.

Para terminarla, cerraremos la sartén con su tapa (o alguna que tengamos del mismo diámetro) y coceremos a fuego medio por aproximadamente 5-6 minutos (guiaros por el olfato). Luego la giraremos, como si fuese una tortilla de patatas para dejarla en el fuego, esta vez sin tapa, durante 5 minutos más.

Se puede servir como plato único o acompañado por una ensalada.

Espero vuestros comentarios de como os ha quedado.

¡Que aproveche!

 

Reseña: Cápsulas de Café Me Piachi

IMG_0813.jpg

Pros:

  • Precio: +/- 3,70€ la caja de 16 cápsulas (Alcampo)
  • Sabor: intenso
  • Las cápsulas se adaptan perfectamente a al receptáculo de la máquina Krupps de casa

Cons:

  • Sabor: el sabor intenso deja un retro-gusto amargo al final
  • Sólo las he visto en el Alcampo y en la página de la marca ofrecen directamente un pack de 4 cajas a 20.95€ . Lo que dejaría cada caja en 5.25€ más gastos de envío (4.99€ peninsula)

Hace unas semanas, haciendo la compra en el Alcampo, se nos acerca una simpática señora a ofrecernos estas cápsulas hechas en Asturias, made in Spain vamos. Yo que, como buen italiano, adoro el café; y que además me preocupo por intentar ayudar al productor local, intentando comprar siempre productos locales (regionales o nacionales en caso que no se produzcan a nivel local). Decidí darles una oportunidad.

Lo que ofrecía la señora, un café de “intensidad 8”, superior al Espresso Intenso Dolce Gusto de “intensidad 7”. La realidad, un café muy aromático, el aroma inunda la casa cada vez que saco una taza, que hace su respectiva crema, pero que, como explicaba en los aspectos negativos, deja un retro-gusto amargo, que pudiese provenir de una vuelta de tuerca al proceso de tueste del grano.

Otra teoría, es que en la descripción del café que aparece en la caja, en la traducción al italiano dice que el café es torrefatto (torrefacto). Esto significa, añadir azúcar al proceso de tostado de los granos de café. Lo que implica, no sólo un consumo oculto de azúcar refinada, el riesgo de que se les “pase el caramelo” y le de esa nota amarga al café.

Para mayor información, os dejo este enlace a Wikipedia sobre el Café Torrado o Torrefacto

IMG_0815.jpg

En definitiva, es un producto al que le estoy dando salida haciendo el café con leche (sin azúcar, total ya lo trae el café) y que dudo mucho vaya a volver a comprar.

Y vosotros, alguna cápsula compatible que recomendéis?

Feliz Viernes!

Pesto Pistacchio & Spinaci

IMG_1030 2.JPGReceta rápida, de esas para aligerar la despensa y el refrigerador.

Yo en este caso tenía a mano unos Rigatoni de la Garofalo, pero en realidad podéis usar cualquier tipo de pasta (spaghetti, penne, maltagliati, orecchiette, etc). También tenía unos pistachos de California (actualmente en España se le está dando particular impulso al cultivo de pistacho, debido al rendimiento de las plantas y a los multiples usos que se le puede dar a los frutos, si os interesa podemos hacer un post al respecto). Y, en el refrigerador, unos brotes de espinaca, que llevaban allí un par de días y me preocupaba que se fueran a poner mustios.

Con lo anterior, 4 dientes de ajo, unas hojas de albahaca de mi huerto urbano y chorro de Aceite EVO. Salió esta receta:

Ingredientes:

  • 500 grs. de Pasta
  • 1 taza de brotes de Espinaca.
  • 4 dientes de Ajo
  • 1 puñado de Pistachos pelados
  • 1 puñado de hojas de albahaca
  • 2 cucharadas de Aceite Extra Virgen de Oliva
  • 1 cucharada de queso Parmesano (o Grana Padano) rallado.
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Ponemos a hervir una olla con abundante agua, a la que añadiremos, una vez rompa el hervor, la sal y la pasta, que removeremos ocasionalmente; y dejaremos cocer durante el tiempo que indique el empaque (descontad un minuto si os gusta al dente como a mi)

IMG_1028 2.JPGMientras se cocina la pasta, añadimos al vaso de la licuadora: el pistacho, ajo, espinaca, albahaca, queso, pizca de sal y pimienta, y el aceite de Oliva. Licuamos hasta que se forme una salsa homogénea. Si queda muy espesa, podemos aligerarla con un para de cucharadas del agua de cocción de la pasta.

Acto seguido, colamos la pasta y la devolvemos a la olla (lejos del fuego). Agregamos el pesto y removemos, asegurándonos que toda la pasta quede uniformemente “pintada”. Servimos en un plato hondo y decoramos con un chorro de aceite EVO y una pizca del queso rallado espolvoreado.

Buon appetito!

Torta Salata di Verdure

IMG_0758.jpg

 El otro día vi esta receta en Facebook y fue “amor a primera vista”. Inmediatamente retumbó en mi un tengo que hacerlo. Así que me puse manos a la obra.

Los ingredientes aportan todo el colorido y ligereza de la Primavera. Y la preparación es sencilla, y requiere sólo de un buen sartén, o Wok, un bol y un molde para el horno. Para evitar, tener que fregar muchos trastos.

Os dejo con la receta:

Ingredientes:

  • 200g de berenjenas
  • 350g de calabacín
  • 350g de patatas
  • 180g de pimiento rojo
  • 1/2 cebolla grande
  • 3-4 Tomates Cherry (se pueden sustituir por un tomate mediano)
  • 1 huevo
  • 100g de harina de trigo (en mi caso he usado 50g de harina de trigo + 50g de harina de Espelta)
  • 200g  de mozzarella fresca
  • Queso Parmesano rallado (al gusto)
  • sal al gusto
  • pimienta al gusto
  • Aceite Extra Virgen de Oliva (suficiente para sofreír las verduras)

Elaboración:

IMG_0756.jpg

Empezaremos por cortar todas las verduras en cubos de 1cm x 1cm. Y en un wok caliente, y con un chorro de aceite EVO, saltearemos la cebolla hasta que empiece a tomar un color ámbar.

A continuación, añadiremos el resto de las verduras en el siguiente orden: patatas, pimiento, calabacín y berenjenas. Removiendo de tanto en tanto, nos fijaremos en que las verduras hayan ablandado un poco y que la berenjena este empezando a dorar, para agregar los tomates cherry (o el tomate mediano cortado en cubos). Dejar tapado, a fuego medio-bajo, por unos 10 minutos.

Una vez que tengamos las patatas a punto, vaciaremos todo en un bol grande, añadiremos sal y pimienta al gusto, y dejaremos que enfríe a temperatura ambiente. Cuando esta especie de pisto esté a temperatura ambiente, agregaremos el huevo y mezclaremos hasta que se amalgame del todo. Luego la harina y mezclaremos hasta que se incorpore del todo.

Finalmente, pasaremos todo a un molde de silicona, o el que tengáis previamente engrasado y enharinado. Cubriremos con mozzarella fresca y el Parmesano rallado (un buen Grana Padano funcionará igual de bien). Para meterlo a un horno, pre-calentado, a  200º por unos 15 a 20 minutos, o hasta que veáis que el queso se haya gratinado y la tarta esté seca y firme.

Dejar enfriar, y servir tibia. Una ensalada de brotes tiernos y una copa de vino blanco serían el complemento perfecto.

Feliz fin de semana!

Receta: Insalata Pasta e Tonno

IMG_1013.JPGSiempre he dicho que mi mujer es la Directora Creativa de mi cocina, a ella no le gusta cocinar, pero siempre encuentra recetas para incluir en mi recetario. O, como en este caso, se inventa recetas para que yo las ejecute.

Hace un par de semanas tuvimos el siguiente dialogo:

– Hay pasta corta?

– Sì

– Y atún?

– También…

– Pues quiero una Ensalada de Pasta y Atún, con tomate, cebolla, maíz y aceitunas. Que el aderezo no tenga mayonesa. Y que la termines con queso Parmesano rallado.

Et voilà. Me puse manos a la obra y el resultado fue la receta que a continuación os presento. Con perdón de mis paisanos italianos por lo del Parmesano y el Atún, pero estoy seguro que si la prueban convendrán en que está para leccarsi i baffi. 

Una opción de comida rápida, ligera y saludable, ahora que llega la primavera. Ideal para hacerla con antelación (de un día para otro es el tiempo justo para que se asienten los sabores, pero puede aguantar tranquilamente 3-4 días en la nevera) para llevársela al curro en un tupper.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400g Pasta Corta (penne, farfalle, etc)
  • 4 latas de Atún (en aceite o al natural)
  • 2/3 Tomates maduros
  • Cebolla mediana (morada, Figueras)
  • 1 lata de maíz dulce en granos
  • Una lata de aceitunas verdes s/ Hueso (c/ pimiento, c/anchoas)
  • Queso Parmesano (Grana Padano o curado a elegir)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (EVO)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar

Para el aderezo:

  • 1 Pimiento rojo asado
  • 1 diente de Ajo, también asado
  • Aceite EVO
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

IMG_1010.JPG

Empezaremos asando, al horno, el pimiento rojo y el ajo, a los que habremos espolvoreado con una pizca de sal y pincelado con unas gotas de aceite EVO. Una vez asados, pelaremos el pimiento y un diente de ajo (se puede hacer más cantidad y conservar) y pondremos todo en un procesador o minipimer, con un chorro de EVO para emulcionar, licuaremos hasta tener una mezcla fluida y homogénea, corregimos de sal y reservamos.

Picar finamente (brunoise) el tomate, la cebolla y el perejil (juliana). Escurrir y cortar las aceitunas en rodajas, se que es una cuquería que quita su tiempo, pero os prometo que vale la pena. Alternativamente, algunas marcas como Fragata ofrecen aceitunas ya cortadas. 

Por otro lado, poner a hervir suficiente agua para cocinar la pasta. Yo, da buon italiano, suelo usar la Pasta Agnesi que se puede encontrar tranquilamente en el Alcampo a un precio más que razonable y una calidad comparable la la “pijísima” De Cecco. Comentaros, para los que andáis en la onda fit o saludable, que los señores de Agnesi han lanzado en Italia una pasta hecha en un 50% con Harina de Lentejas Amarillas, a ver si los amigos de Alcampo se animan y nos la traen a España (allí os lo dejo). Para cerrar el capitulo pasta, podéis usar la Gallo especial Ensaladas o cualquier pasta corta de vuestra elección. Cocinaremos la Pasta el tiempo que indique el empaque para que esté al dente (8-9 minutos para Agnesi), la escurriremos con un chorro de agua fría para detener la cocción, y al reservaremos con un chorretón de aceite EVO para evitar que se pegue.

De seguidas, escurriremos el maíz dulce (se puede usar 1/2 taza de maíz dulce congelado, cocinado según las especificaciones del empaque) y el atún, que reservaremos en un recipiente cuidando de no romperlo mucho.

En un bol grande pondremos la pasta, tomate, cebolla, maíz y aceitunas. Mezclaremos para que todo se distribuya uniformemente. Luego agregaremos el atún, mezclamos te de nuevo cuidando de no “destruir” la carne. Seguiremos con un par de, generosas, cucharadas del aderezo, el perejil picado y el parmesano rallado. Por último corregiremos de sabor, tomando en cuenta que la aceitunas, el atún, el agua de cocción de la pasta y el aderezo ya traen sal añadida.

Y a disfrutar!!! Espero vuestros comentarios

Feliz fin de Semana!

Angel Cocinero

ed Dragon (2).png

Debo agradecer al estrés bajo el que he estado últimamente porque, si bien por un tiempo me alejó de este mi Blog de Cocina, ahora me ha vuelto a acercar con renovadas energías y ganas de compartir mis recetas con todos vosotros.

Esta nueva etapa, empieza con un nuevo nombre, Angel Cocinero, porque cocinar y cuidar de mi familia me hace sentir así, como un Angel Custodio que los protege e intenta darles de comer, alimentos que sean a la vez sabrosos y saludables.

En breve os compartiré nuevas recetas, consejos y las historias detrás de los platos que han marcado mi infancia, y de algunos que he ido descubriendo a lo largo de los años. Una mención especial a Auxy Ordoñez de @postresaludables, a Ma. José de @lasrecetasdemj Y a Annalisa de @annalisasuperstar y su Vlog casasuperstar. Por inspirarme a arrancar con esta nueva etapa del Blog.

Pronto os compartiré también mis contactos en Redes Sociales.

Hasta el viernes!

 

Minestra con Patatas y Guisantes


Imagen tomada de http://www.lospicchiodaglio.it

Un clásico de mi madre, especialmente cuando llegaba aquella época del mes en la que había que apretarse el cinturón. En su versión original Pasta e Patate, era precisamente eso pasta, patatas y alguna aromática que servían para saciar las tripas de las familias numerosas, como la de mi padre, en la Sicilia de la post-guerra. Mi madre la adaptó con un sofrito de ajo y guisantes frescos o congelados. Si la economía familiar lo permitía, potenciaba el sofrito con carne picada o bacon.

Por eso quiero proponer esta receta, ahora que llega el verano y a la hora de la comida somos más los que nos sentamos a la mesa. Un plato gustoso con el que poder alimentar, equilibradamente, a nuestra familia por apróx. 1€ por boca (barra de pan incluída). Calculado usando la nueva app caprabocasa disponible para iOS y Android.

Ingredientes para 5-6 personas:

  • 500grs. de Pasta Corta (Coditos, Macarrones, etc)
  • 400grs. de Patatas blancas (para guisar)
  • 250grs. de Guisantes (frescos o congelados)
  • 1-2 dientes de Ajo
  • Pizca de Sal
  • Pizca de Pimienta
  • Ramita de tomillo fresco o pizca de tomillo seco (o la aromática que más te guste)
  • 1 chorro de Aceite de Oliva para el sofrito

Opcional:

  • 150grs. de Carne Picada o Bacon

Preparación:

En una olla echaremos un chorro de aceite de oliva que cubra el fondo, al que echaremos el ajo picado fino (se puede también poner entero y retirar al final de la cocción). A fuego medio bajo pondremos a dorar el ajo mientras picamos en cubos las patatas, previamente lavadas y peladas. Una vez el ajo coja color, sería el momento de agregar la carne o el bacon si se quiere y una vez dorado agregar las patatas. Si nos vamos por la versión vegetariana, agregaremos las patatas una vez que el ajo coja un color dorado ligero, y removeremos hasta que las patatas cojan también un ligero color oro.

Si vamos a usar guisantes frescos los agregaremos, pelados y lavados, en este punto (Si son congelados los echaremos a 10 minutos de acabar la cocción) y cubriremos con agua las patatas, no sin antes salpimentar y agregar el tomillo o la aromática de nuestra elección. Manteniendo el fuego medio-bajo durante 15 a 20 minutos o hasta que las patatas estén cocidas y firmes.

En otra olla cocinaremos la pasta, según las indicaciones del empaque, hasta que esté al dente. Una vez cocinada la escurriremos bien y la incorporaremos al guiso ya apagado.

Serviremos en plato hondo y para la decoración podemos usar corazones de pan, queso rayado o ramitas dehierbas frescas al gusto.

Por qué nadie tiene las gónadas de abrir un buen restaurante y mantenerlo?

Antes que nada quisiera disculparme si a algunos el título resulta un poco rudo y, sobre todo, por apartarme del concepto de este blog que es el de aportar recetas que estén al alcance de todos.

Este post nace de una pregunta del @HijoeLigia que retuiteara mi amiga @mdivagando “Aquí nadie tiene las bolas de montar un restaurante que sirva y perdure en el tiempo. Una lágrima…” Una pregunta que quedó retumbando en mi cabeza como la primera vez que escuché el gangnam style.

Casi de inmediato me vi tentado a responder, pero 140 se me hicieron pocos, por lo que decidí aprovechar este mi espacio.

Habiendo trabajado en restaurantes, de ambos lados del Oceano Atlantico, en mi humilde opinión en un 99% de las veces no se trata de una falta de gónadas, de hormonas o de ganas en general. Muchos restaurantes llevan el fracaso imbuido en su concepción, otros fracasan por mala gestión y algunos otros por factores externos.

Hoy en día muchos restaurantes nacen de una reunión de amigos donde, entre cerveza y cerveza, deciden juntar las cuatro lochas (duros) que tienen y montar un Restaurante, total “vender comida es un negocio que no tiene perdidas…” Pero, al ponerlo en práctica se dan cuenta que es una tarea titánica, que requiere de capital, trabajo y sacrificio que no todos están dispuestos a aportar.

Siempre hablando de concepción, se suelen cometer errores como pretender tener a un Chef galardonado de la talla de Ferran Adrià al mando de los fogones y que hasta el Pinche (lavaplatos) tenga una licenciatura en Hostelería. El asunto es que, ni Ferrán Adrià estarìa dispuesto a llevar una cocina por mil euros al mes, ni un pequeño Restaurante que comienza puede permitirse pagar el sueldo al que aspira un reconocido Chef para encargarse de la cocina.

Otro error, es el tipo de cocina que se va a ofrecer, desde los más imaginativos que deciden ofrecer platos “Del Este de Laponia, porque aquí de eso no hay” sin haber hecho un estudio de mercado, sin siquiera saber si en el barrio vive algún Laponés que extrañe la comida de su tierra. Pasando por armar una carta donde inexplicablemente se juntan Nachos con Guacamole, Pizza Napolitana y Sushi.

También he visto situaciones donde los empresarios son flamantes egresados de alguna prestigiosa escuela de cocina, donde al parecer (digo al parecer porque, aunque si he tomado cursos sueltos en algunas de estas escuelas, no he cursado la carrera) se lleva a la gente a pensar que se gradúan de “Chef” (II.− Personne qui est à la tête de quelque chose. A.− Personne qui tient le premier rang.) cosa que en cambio es una cualidad que se adquiere, es como si un recién egresado de una facultad de ingeniería dijera “me acabo de graduar de Director de Proyectos”. Todo lo anterior, en muchos casos, convierte el espíritu emprendedor de unos compañeros de clase, en una lucha de egos, que termina por truncar el sueño cocinado a fuego lento en las aulas de un Instituto Culinario.

Para no aburrir tanto a la audiencia, dejaré hasta aquí esta entrega, para después en otras abundar sobre las otras razones.