Receta de Pan de Jamón (+ version Fit)

 

pan de jamon claudio Nazoa.jpg

… La de Claudio Nazoa y la mía…

Un clásico de la gastronomía navideña venezolana, mi madre, año tras año, lo hacía en casa, siguiendo la receta de una revista del año de María Castaña. Más de una vez, nos pasó que lo llevábamos a casa de alguien, y al final de la comida o la cena, el anfitrión nos daba un tupper con las sobras, que incluía el Pan de Jamón de la Panadería del Barrio, ya que el de mi madre se había acabado durante el festín.

Una vez emancipado, decidí que era hora de seguir los pasos de mi madre, pero la fulana revista se había perdido en una mudanza, así que recurrí a la receta de Claudio Nazoa, Humorista, Cocinero, Actor (y más) venezolano.

Con el tiempo he ido adaptando los ingredientes a mi gusto. Llegando a una versión “Fit” más acorde con el estilo de alimentación saludable, sin sacrificar el sabor, que hemos decidido seguir en casa.

Os dejo las dos versiones, escoged la que más os guste para agazajar a familares y/o amigos, durante estas fiestas:

La de Claudio Nazoa

En vista de que el teléfono de mi casa no deja de sonar con los amigos e incluso personas que no conozco pidiéndome la receta del pan de jamón, he decidido en combinación con Graterolacho Bread International Company y la CANTV (no sé por qué se metió en esto) regalarles a los asiduos lectores de la página A-5 la famosa receta del pan de jamón a la cual debo mi fama, mi belleza y mi riqueza.

La página A-5 de “El Nacional” entretiene, alimenta (no el espíritu sino el estómago), y yo les digo hasta el jueves que viene.

INGREDIENTES:

1½ kilos de harina de trigo
2 cucharadas de levadura fresca (en granos o en pasta)
200 gramos de mantequilla o margarina
3 huevos de gallina
200 gramos de azúcar
1 cucharada de sal
½ litro de leche (de vaca)
400 gramos de tocineta ahumada
1 kilo de jamón (pierna, espalda o/y ahumado)
200 gramos de pasas
200 gramos de aceitunas sin semillas
150 gramos de papelón opanela

PROCEDIMIENTO:

En una taza de agua eche dos cucharadas de levadura fresca. Déjela reposar por cuatro minutos. Entibie la leche, agréguele la sal y el azúcar.

Coloque sobre una mesa 1 kilo de harina en forma de volcán, agregue la levadura crecida y mezcle con la mano. Añada dos huevos enteros, la mantequilla, y poco a poco la leche hasta que los ingredientes se hayan homogeneizado; en caso de que la masa esté muy aguada, para eso es el otro medio kilo de harina que le dije al principio que reservara. Si no se reservó, eso no es culpa mía. Deje reposar la pelota de masa por 35 minutos en un sitio tibio.

Mientras tanto, con la ayuda de alguna persona que esté en su casa, prepárese un buen palo para descansar, péguele a los muchachos que estuvieron molestando durante la preparación de la masa sin el peligro de que se queden adheridos pedazos de masa en sus tiernas nalguitas o en sus inocentes cabecitas, o haga las llamadas que no podía hacer mientras tenía las manos llenas de harina.

Corte las aceitunas en rueditas. Ponga a remojar las pasas. Échese otro palo, tómese su tiempo. Avísele a sus amigos que está haciendo pan de jamón, si ellos dicen que quieren dígale que sí pero que lleven como mínimo una botella de güisqui o una caja de Pomar Reserva y usted a cambio lo dejará probar el pan, si le dicen que no dígales ¿quién los manda a pedir?

Ponga el jamón y la tocineta en un plato en forma ordenada, para que se vaya viendo bonita ¡a cosa.

Supongamos que ya pasaron los 35 minutos y procedemos a hacer el pan propiamente dicho, después de darnos cuenta de que no hay un rodillo en la casa y hay que salir corriendo a buscarlo por todo el vecindario. Divida la masa en dos partes y estírela con el rodillo hasta formar un rectángulo: sobre ese rectángulo esparza el jamón y la tocineta hasta cubrirlo completamente, de forma que aunque queramos no podamos ver ni un pedacito de masa. Póngale las pasas y las aceitunas. Si es para venderlo, póngale poco: pero si es por placer y para quedar bien con su familia, póngale muchísimo. Enrolle el rectángulo de allá para acá. hasta formar un rollo que más tarde será un pan.

Con los dedos aplaste ambas puntas para que no se derrame el contenido. Guarde un pedazo de masa para decorar.Deje reposar el pan crudo durante 30 minutos antes de meterlo al horno, el cual hemos calentado ya a 250-300 °F (120-150 °C). Cuando el pan lleve en el horno 20 minutos, sáquelo y proceda a pintarlo con papelón rayado, al cual hemos agregado un huevo entero.

El pan estará listo en una hora y pico aproximadamente, pero recuerde, el tiempo se lo da la lógica (no dejarlo quemar).

Con esta receta salen aproximadamente tres panes.

No deje que se lo cuenten. Hágalo. Y feliz Navidad, aunque usted lea esto cualquier día del año.

Claudio Nazoa.

Versión Fit (la mía):

21827670_860335667449908_826397513576611840_n.jpg

INGREDIENTES:

1½ kilos de harina de espelta o trigo integral (o un corte de ambas)
2 cucharadas de levadura fresca (en granos o en pasta)
80 gramos de Aceite de Oliva Virgen Extra
2 huevos de gallina
40 gramos de azúcar moreno integral (mascabado o panela rallada)
1 cucharada de sal
½ litro de leche (de almendras o bebida vegetal de preferencia)
1 kilo de jamón (cocido, magro, preferiblemente sin conservantes, se puede sustituir por pechuga de pavo o pollo)
100 gramos de pasas (opcional)
200 gramos de aceitunas sin semillas
1/2 taza de leche de almendras (o bebida vegetal) para “pintar” los panes a mitad de cocción para darles ese brillo característico.

Procediemiento:

El mismo que sigue Claudio Nazoa en su receta, sólo que sin remojar las pasas, cortar las aceitunas o pegarle a los niños 😉

Las pasas se humectan con la humedad del Pan mientras se cocina, y las aceitunas las cortas con el cuchillo cuando rebanas el pan, e imagínate la alegría que se puede llevar alguien si le toca una aceituna entera (sin hueso 👀)

Si puedes dejar la masa levar 3-4 horas, o mejor toda la noche, tendrás una masa más elástica y unos panes fáciles de digerir.

Contadme, en los comentarios, si habéis hecho alguna de las 2 versiones, y como os ha salido.

Feliz Navidad y venturoso 2018!

Anuncios

Pesto Pistacchio & Spinaci

IMG_1030 2.JPGReceta rápida, de esas para aligerar la despensa y el refrigerador.

Yo en este caso tenía a mano unos Rigatoni de la Garofalo, pero en realidad podéis usar cualquier tipo de pasta (spaghetti, penne, maltagliati, orecchiette, etc). También tenía unos pistachos de California (actualmente en España se le está dando particular impulso al cultivo de pistacho, debido al rendimiento de las plantas y a los multiples usos que se le puede dar a los frutos, si os interesa podemos hacer un post al respecto). Y, en el refrigerador, unos brotes de espinaca, que llevaban allí un par de días y me preocupaba que se fueran a poner mustios.

Con lo anterior, 4 dientes de ajo, unas hojas de albahaca de mi huerto urbano y chorro de Aceite EVO. Salió esta receta:

Ingredientes:

  • 500 grs. de Pasta
  • 1 taza de brotes de Espinaca.
  • 4 dientes de Ajo
  • 1 puñado de Pistachos pelados
  • 1 puñado de hojas de albahaca
  • 2 cucharadas de Aceite Extra Virgen de Oliva
  • 1 cucharada de queso Parmesano (o Grana Padano) rallado.
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Ponemos a hervir una olla con abundante agua, a la que añadiremos, una vez rompa el hervor, la sal y la pasta, que removeremos ocasionalmente; y dejaremos cocer durante el tiempo que indique el empaque (descontad un minuto si os gusta al dente como a mi)

IMG_1028 2.JPGMientras se cocina la pasta, añadimos al vaso de la licuadora: el pistacho, ajo, espinaca, albahaca, queso, pizca de sal y pimienta, y el aceite de Oliva. Licuamos hasta que se forme una salsa homogénea. Si queda muy espesa, podemos aligerarla con un para de cucharadas del agua de cocción de la pasta.

Acto seguido, colamos la pasta y la devolvemos a la olla (lejos del fuego). Agregamos el pesto y removemos, asegurándonos que toda la pasta quede uniformemente “pintada”. Servimos en un plato hondo y decoramos con un chorro de aceite EVO y una pizca del queso rallado espolvoreado.

Buon appetito!

Sopa de Calabaza con Jengibre

Por estos días que el invierno comienza a asomar sus intenciones, suelen provocar una sopa untuosa y bien caliente. Aprovechando la cercanía de Halloween, quería proponerles una Sopa de Calabaza con Jengibre:

copyright Andrew Scrivani for The New York Times

Receta:

  • 1 Cucharada de Aceite de Girasol
  • 1 Cebolla mediana picada finamente
  • 1 Zanahoria picada en dados pequeños
  • 1kg de Calabaza (de invierno) pelada
  • 2 dientes de Ajo picados muy fino
  • 2 Cucharadas de Jengibre fresco, picado finamente
  •  6 y 1/2 tazas de Agua, Caldo de Pollo o Verduras
  • 1/3 de Taza de Arroz
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pizca de Nuez Moscada
  • El zumo de media Lima
  • 4-6 Cucharadas de Yogurt Natural (o Nata Fresca para Cocinar o Queso Fresco)

Preparación:

Calentar a fuego medio el aceite en una Olla grande y de fondo grueso, añadir la cebolla y la zanahoria. Cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que los vegetales de ablanden, aprox. 5 min. Agregar la calabaza, el ajo y el jengibre, revolver hasta que la mezcla haya incorporado todos los aromas, aprox 1 minuto.

Añadir el agua o caldo, el arroz y sal al gusto, al romper el hervor bajar el fuego y dejar cocinar por 45min – 1hora, hasta que la calabaza esté tierna.

Usando una batidora de mano o una liquadora, procesar la sopa hasta obtener un puré homogéneo. Probar y rectificar de sal y pimienta, si se desea que la sopa sea más ligera agregar un poco de agua/caldo.

Servir en platos para sopa y agregar una cucharada ( o más al gusto) de yogurt natural (o queso, o nata) y dar un par de vueltas a la cuchara, en el sentido de las agujas del reloj. Exprimir un par de gotas de zumo de lima sobre cada plato y espolvorear una mínima pizca de nuez moscada

PS: La Receta debería rendir para unos 4-6 platos

Pasta chi Sardi (Pasta con Sardinas)

Lo fascinante de la Cocina Siciliana es que cada receta tiene un halo misterioso, reminsicencias de tiempos ancestrales que dan cuenta de la impronta que dejaron los antiguos Conquistadores (Arabes, Griegos, Romanos, Franceses, Españoles) sobre la cultura culinaria de la Isla.

Esta receta en particular parece tener sus origines en la primera expedición del General Arabe Eufemio que, viéndose en la dificultad de conquistar este escarpado territorio con unas tropas debilitadas por el hambre, encargó a su Cocinero dar de comer a los soldados. El Cocinero, muy habilmente, juntó los ingredientes que le resultaron más fácil de conseguir (Pasta, Sardinas, Hinojo Salvaje y Piñones). Se dice que la receta fue luego perfeccionada por Griegos y Romanos que añadieron otros ingredientes como Azafrán, Uvas Pasas, Almendras y Pan Rallado.

En mi familia, este ha sido siempre un plato para ocasiones importantes, mi madre comenzaba a prepararlo temprano por la mañana, para tener el tiempo que la preparación se asentara y terminarla en horno obteniendo un aspecto similar al de una Lasaña.

Receta:

  • 1500g de Sardinas Frescas (Limpias y sin espina)
  • 1 Cebolla Blanca
  • 1 Diente de Ajo
  • 1 Frasco de Anchoas en Aceite (si son en Aceite Oliva mejor…)
  • 1 Kg de Hinojo Salvaje
  • 1 Cda de Piñones
  • 2 Cdas de Uvas Pasas
  • 1 Cda de Azafrán
  • 600g de “Bucatini” o “Maccheroncini” (Penne Rigate pueden valer también, lo importante es que sea una pasta capaz de impregnarse y contener el sabor del condimento)
  • Pan Rallado
  • Almendras picadas
  • Aceite de Oliva
  • Sal y Pimienta al gusto

Preparación:

Picar la cebolla finamente y sofreír en aceite de oliva hasta que comience a dorar. Formar una pasta presionando las anchoas con un tenedor y agregar al sofrito de cebollas. Escaldar el hinojo (del que conservaremos algunas hojas para la decoración del plato) y picarlo finamente para también agregarlo al sofrito (Conservar el agua de cocción para después cocinar la pasta). A este punto, integrar las pasas y los piñones y cocinar a fuego bajo por unos 10 min para que cada elemento suelte todo su sabor. Es el momento de agregar las sardinas frescas troceadas, salpimentar y dejar cocinar por otros 10 minutos. Podemos aprovechar este tiempo para dorar (no mucho si se quiere terminar la preparación en el horno) unas 10 cdas. de Pan Rallado en una sartén antiaderente a la que incorporaremos las almendras trituradas y un chorro de Aceite de Oliva. Aprovechar también para llevar a ebullición el agua de los hinojos, disolver el azafrán en el agua hirviendo y cocinar la pasta según las indicaciones del empaque, teniendo en consideración que si se quiere terminar en el horno es importante dejarla al dente.

Terminada la cocción integrar la pasta con el condimento y:

Opción 1: Emplatar espolvoreando con el pan rallado y decorar con las hojas del hinojo

Opción 2: Transferir el todo a una bandeja de horno, previamente engrasada. Esparcir el pan rallado tostado y llevar al horno precalentado a 180º C y cocinar unos 5 a 10 min, siempre evitando que el pan rallado se pase de tostado porque nos dejaría un sabor amargo desagradable. Cortar como si fuese una Lasaña y emplatar.

Espero vuestros comentarios ….

Buen provecho!!!